Spanish    Italian    English    French     zhongwen
   
www.international-health-cover.com
 
International Health Cover > Recursos > Artículos de Salud y Seguridad >  Trastornos de la alimentación: una preocupación creciente

Trastornos de la alimentación: una preocupación creciente

  

Los trastornos de la alimentación y las relaciones sociales

 Hoy en día, los trastornos alimentarios se han convertido en una emergencia social. No sólo un número alarmante de mujeres adolescentes se ven afectadas por estos trastornos, a veces devastadores, sino que un número creciente de hombres jóvenes y niños también los están experimentando.

 La obsesión por la delgadez y por un cuerpo perfecto es sólo uno de los muchos factores responsables del desarrollo de los trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa. De hecho, los trastornos alimentarios son patologías multifactoriales, es decir, donde diferentes factores (individual, familiar, social y cultural) actúan sobre los individuos que ya se encuentran biológicamente o psicológicamente vulnerables. Por lo tanto, condiciones como las tensiones emocionales,los conflictos familiares, la depresión, la soledad y las dietas demasiado rígidas, pueden contribuir a desencadenar trastornos de la alimentación, que no son otra cosa que manifestaciones de trastornos psicológicos subyacentes más graves.

 

La conducta alimentaria

Las manifestaciones clínicas y de comportamiento varían dependiendo del tipo de trastorno alimentario, que van desde graves restricciones (a veces llegando al punto fatal de auto-inanición) en los pacientes anoréxicos, a los ciclos de atracones de comida (incluso varias veces al día) seguido de una purga a través de vómitos, laxantes o de excesivo ejercicio físico, como en los pacientes bulímicos. A pesar de estas diferentes conductas alimentarias, los pacientes con trastornos de la alimentación tienden a tener ciertas características comunes: falta de autoestima, una percepción distorsionada de su cuerpo y de la personalidad, así como la obsesión por la comida.

 

Esta última característica es especialmente importante. Las personas con trastornos de la alimentación piensan en la comida todo el tiempo. Pasan la mayor parte del día (y a veces tambien de la noche) pensando en qué comer, cuántas calorías ya han tomado y en que modo pueden deshacerse de las calorías no deseadas. Y esta obsesión conduce, a menudo, a otros problemas emocionales o mentales (como la depresión, la irritabilidad,la vergüenza, la desesperación y los pensamientos suicidas), que contribuyen inevitablemente a una disminución de la calidad de vida.

 

Sin embargo, los trastornos alimentarios no sólo afectan la calidad de vida y la salud mental, sino también la salud física. La mayoría de las complicaciones físicas surgen de los graves desequilibrios nutricionales y de los déficits que acompañan una alimentación desequilibrada, e incluyen, entre otras, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, los problemas digestivos, la amenorrea, la pérdida de masa ósea, la caries dental grave e incluso la muerte.

 

Los trastornos alimenticios y los tratamientos*

Es importante que el tratamiento sea iniciado tan pronto como sea posible, incluso desde la primera aparición de los síntomas. Desafortunadamente, a menudo, esto no es posible. Los pacientes con trastornos de la alimentación buscan ayuda médica sólo años después de que la enfermedad haya comenzado. No obstante, una ayuda valiosa puede venir de la familia y de los seres queridos, que pueden animar a la persona con trastornos de la alimentación, a hacer frente a su enfermedad y a obtener ayuda de un médico, un terapeuta o un terapeuta.

 

El tratamiento de los trastornos de la alimentación se basa principalmente en la terapia cognitivo-conductual (psicoterapia), el asesoramiento nutricional y, a veces, los medicamentos. La terapia cognitiva del comportamiento, que puede ser individual o de grupo, puede ayudar a las personas afectadas a corregir la percepción distorsionada de su propio cuerpo,a cambiar sus hábitos alimenticios,a controlar los impulsos de atracones de comida, así como puede ayudar a hacer frente al estrés de forma positiva.

 

La psicoterapia puede ser también el apoyo de otras terapias complementarias, como la educación nutricional (enfocada para corregir los trastornos nutricionales) y los medicamentos, como los antidepresivos y / o ansiolíticos.

 



 International Health Cover es un asesor independiente de Seguros Sanitarios Internacionales. Tenemos excelentes relaciones con las principales compañías de seguros. De este modo, podemos aconsejarle de forma gratuita e imparcial como escoger entre una amplia gama de Seguros Sanitarios Internacionales.

Si desea recibir un presupuesto, por favor póngase en contacto con uno de nuestros especialistas. Todos nuestros presupuestos y servicios son completamente gratuitos.

*Consulte siempre con un médico especializado antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento.























´╗┐